SEGUIDORES

viernes, 9 de mayo de 2008

Sonic Youth - Daydream Nation (1988)

Son las 12:40 de la mañana, sales un poco borracho de una de esas fiestas medio malas, te acompañan un par de amigos pero ninguno tiene vehículo ni tampoco billete para un taxi. después de algo así como una hora de estar parado en la vereda conversando de puras pendejadas ves que pasa uno de los amigos de tu hermano mayor, no le tienes mucha confianza, pero de todos modos le pides un aventón. El accede medio de mala gana, suben a un automóvil viejo y destartalado con olor medio raro pero con un buen equipo de música. El saca un cassette negro sin etiqueta y lo pone a todo volumen, el viaje resulta bastante rápido a pesar de que tu casa queda al otro extremo de la ciudad, nadie pronuncia palabra... nunca habías escuchado algo así. Al bajar del automóvil comentas con tus amigos que te pareció horrible lo que venían escuchando, tus dos amigos no están de acuerdo.

Al día siguiente te levantas con ganas de mandar tu colección de música a la basura, todo suena demasiado simple y aburrido, bienvenido a los 90's.

Estridentes, disonantes, impredecibles, insoportables, indispensables... Sonic Youth la verdadera y única maquinaria deconstructora del rock , muchas veces no es fácil escucharlos, la mayoría de su música es una ráfaga desconcertante que destroza preceptos y convenciones. Pero en Daydream Nation sucede algo especial, todo esta en su sitio, y funciona de maravilla.

Total Trash

3 comentarios:

Felipe dijo...

gracias brosters! hace tiempo tenía curiosidad por sonic youth!! de hecho mi curiosidad por este grupo comenzó viendo los simpsons! jaja cuando homero entra a una tienda de discos y se burlaba de ellos! jaja

saludos
bollo

TITANOS dijo...

jaja yo también!!! de ahi me nació saber mas de esta gran banda... aparte de que ya he escuchado a los pixies, estos son como la otra mitad de la naranja... ahmmm FORKIU, me latio mucho tu narracion!!! esta genial...

Boglio dijo...

forkiu! sugiere otro disco de sonic youth, está espectacular este.